Tipos de Dieta

Home / Tipos de Dieta

Dieta de Aporte Proteico

La dieta hiperproteinada describe una alimentación basada en una reducción del consumo de grasas y azúcares pero manteniendo un aporte sustancial de verduras y proteínas de alta calidad que aseguran todas las necesidades de nuestro organismo y evitan cualquier carencia.

Su elevada y rápida efectividad se debe a que produce una movilización inmediata de la grasa almacenada pero preservando la masa muscular.

La dieta se planifica de manera individual y bajo un estricto control médico para que la pérdida de peso sea segura y duradera. Los alimentos se van reintroduciendo en la dieta de manera progresiva hasta alcanzar una alimentación equilibrada.

Indicaciones: ¿Puede realizarla cualquier persona?
Existen muy pocas contraindicaciones para realizar este tipo de dieta. Sólo el embarazo y algunas enfermedades graves descartan su utilización. Es necesario realizar una analítica previa para valorar a cada paciente y ajustar la dieta a sus necesidades particulares. La dieta hiperproteica, por sus características intrínsecas y la gran pérdida de peso que ocasiona, mejora sustancialmente el perfil metabólico de los pacientes, disminuyendo su nivel de colesterol , mejorando el control de la hipertensión y de la glucemia.

Debido a su elevada efectividad este método está indicado para cualquier persona que quiera perder peso rápidamente y especialmente en aquellas personas que han probado anteriormente múltiples dietas que no han dado el resultado deseado o han recuperado su peso anterior en muy poco tiempo.

¿Existe riesgo para la salud?
No existe ningún riesgo para la salud siempre que no haya ninguna contraindicación y la dieta sea controlada médicamente. Todos los productos ingeridos son de alta calidad y se dosifican teniendo en cuenta las características de cada individuo y controlando que no exista ninguna carencia durante la realización del plan dietético.
¿Por qué se pierde peso tan rápidamente?
Cuando consumimos cantidades elevadas de proteínas de alto valor biológico y disminuimos al mismo tiempo el consumo de carbohidratos y lípidos, obligamos a nuestro organismo a utilizar la propia grasa acumulada como fuente primaria de energía, preservando la masa muscular.
¿En qué consiste el método?
El plan dietético básico consta de 7 fases progresivas, normalmente semanales. Según las características de cada paciente el método se inicia en una de las tres primeras fases, dietas de aporte proteico estrictas o mixtas. Las fases posteriores son de transición hasta finalizar en una dieta natural y equilibrada.

Cada fase está calculada con las necesidades diarias de nutrientes de cada paciente teniendo en cuenta los aportes de minerales y vitaminas necesarios para que no exista ninguna carencia y con las dosis de proteínas de alta calidad biológica que permiten la rápida pérdida de peso de tejido graso y protegen al músculo.

Progresivamente en cada fase se van reintroduciendo alimentos hasta lograr una dieta sana y saludable que consolida la pérdida de peso conseguida.

¿Cómo son los productos que se utilizan en la dieta hiperproteica?
Cada paciente dispondrá de una carta con más de 80 productos con los que podrá confeccionar su propia dieta adaptada tanto a sus necesidades nutricionales como a sus gustos y hábitos alimentarios, siempre bajo el atento consejo del médico nutricionista. Todos los productos son fáciles de preparar, agradables al gusto y están elaborados con proteínas de alta calidad y biodisponibilidad y con todos los aminoácidos esenciales.
¿Pasaré hambre?
No. Una de las características relevantes de este método que lo hace realmente eficaz y fácil de realizar es que los pacientes no pasan hambre durante el seguimiento de la dieta. La dieta hiperproteinada genera un cierto nivel de cetosis en el cuerpo que ejerce una estimulación a nivel central disminuyendo la sensación de hambre.
¿Mantendré el peso después de la dieta?
Sí. Una vez conseguida la pérdida de peso deseada no existe efecto rebote y por tanto no se recupera el peso inicial. La clave está en una correcta progresión en las diferentes fases de la dieta y la progresiva reintroducción adaptada de los diferentes alimentos hasta lograr una dieta equilibrada y saludable.

Dieta Hipocalórica

Las dietas hipocalóricas son aquellas en las que la cantidad de calorías totales se ha disminuido para ir perdiendo peso de manera progresiva pero manteniendo el equilibrio y proporción de hidratos de carbón proteínas y azúcares. La pérdida de peso es efectiva y gradual y es muy buena para ir corrigiendo los errores que han conducido al aumento de peso. Es importante que esta dieta sea personalizada y adaptada a cada circunstancia personal.

Micronutrición

La micronutrición nos ayuda a optimizar nuestras vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, aminoácidos funcionales y cepas de bacterias lácticas. La micronutrición interviene en muchas funciones esenciales de nuestro organismo y debe adaptarse a cada persona según su edad, sexo o características personales e ir modificándolas en cada estación del año según lo que queramos cambiar o mejorar. Con la micronutrición podemos ajustar los micronutrientes  individualmente y mejorar la piel, las digestiones, la grasa localizada o la celulitis o flaccidez, protegernos con antioxidantes, siempre con productos naturales y de manera saludable.

En algunas ocasiones para hacer una correcta valoración micronutricional necesitamos realizar unos análisis de sangre específicos para valorar las vitaminas o minerales como el calcio, hierro, magnesio o potasio entre otros o la relación entre omega3 y omega6.

El estrés, el agotamiento, el insomnio, la irritabilidad, la menopausia,  pueden controlarse con la micronutrición.

Situaciones como la menopausia o las personas que realizan habitualmente deporte, pueden beneficiarse de tratamientos de micronutrición.

Solicita una visita informativa y consigue objetivos de salud y estética a través de la micronutrición, de una manera saludable y con productos naturales. Estas visitas son aconsejables al principio de cada estación del año para planificar el tratamiento micronutricional más adecuado, o como apoyo a tratamientos de dietas, rellenos de hialurónico, botox o liposucciones ya que prolongan todos estos efectos de una manera natural.