Me Quiero Quitar Las Prótesis
2.56 (51.11%) 18 votes

Me Quiero Quitar Las Prótesis

 

Me encuentro en ocasiones pacientes que después de disfrutar de un aumento de mamas se plantean la retirada sin substitución.

Las preguntas habituales que nos realizan son:

  • ¿Como me quedarán las mamas después de la retirada?
  • ¿Es necesario realizar una mastopexia y añadir cicatrices?
  • ¿Es posible la retirada y suplantar la prótesis por grasa autóloga?
  • ¿Qué pasa si me retiran las prótesis y no hacemos nada más?

 

Las dudas de la paciente son múltiples y es necesario explicarle bien que es lo que podemos realizar.

La primera pregunta que hay que plantearse es porque se quiere retirar las prótesis. En muchas ocasiones es porqué han tenido una mala experiencia;

  • Puede ser que las prótesis se hayan contracturado (que tengan una contractura patológica o también llamada contractura capsular o capsulitis). En estos casos la paciente muchas veces no desea volver a tener riesgo de que le pase lo mismo de nuevo y decide retirarlas definitivamente. La contractura capsular implica que las mamas están duras al tacto y en ocasiones pueden presentar incluso deformidad.
  • En ocasiones es por empeoramiento estético de las mamas. Las mamas han continuado su envejecimiento y la piel ha cedido de manera que el único arreglo posible es la mastopexia ( Se coloque de nuevo prótesis o no )
  • También puede ser que la prótesis se rompa. Todas las prótesis, independientemente de que tengan garantía de por vida, se pueden romper. Cuando realizas un aumento de mamas hay que avisar a la paciente de que el producto se puede romper. Yo utilizo siempre prótesis de la marca Allergan y con garantía pero aunque tienen un índice de roturas bajo el riesgo existe y a medida que pasan los años este riesgo aumenta. ( Lo que no es ético es colocar prótesis que de entrada ya sepas que tienen un índice de roturas más alto de lo habitual )
  • Un nuevo tipo de paciente que me estoy encontrando  es aquel que después de haber disfrutado de unas prótesis durante muchos años considera que ya es mayor para tener unas mamas grandes o si requiere reoperarse es mayor  para volver a colocarse unas prótesis y siendo conocedora de  que el riesgo de que se le rompan las prótesis  espontáneamente a medida que pasan los años aumenta prefiere obviar este riesgo.

 

Cuando ves al paciente por primera vez hay que estar atento a las peticiones de la paciente y ponerse en su lugar para conjuntamente tomar la mejor decisión posible. Nosotros, los cirujanos plásticos, podemos aconsejar pero la decisión la tiene que tomar la paciente. La decisión dependerá de muchos factores pero el más importante es el deseo de la paciente.

Para mi la paciente más complicada es la que ha pasado por una mala experiencia previa pero aunque te pide la retirada de las prótesis desearía conservarlas. En este caso es preciso que te explique que pasó en el primer tiempo: Si el resultado es malo estéticamente pero la mama no está dura al tacto casi siempre recomiendo la reoperación con prótesis. En pacientes que han sufrido una contractura dependerá de porqué se produjo. Si la paciente te explica que sufrió un hematoma en el postoperatorio o la contractura es unilateral no podemos culpar solo a la cicatrización de la paciente y es posible que la causa no sea la tendencia propia de la paciente por lo que en estos casos recomiendo recolocar prótesis.

Si después de hablar con la paciente decide finalmente la retirada de la prótesis sin substitución ¿Qué opciones tenemos?

  • Lo mas habitual es que sea preciso realizar una mastopexia : Es decir una subida y recolocación del tejido mamario añadiendo cicatrices que dependiendo del grado de caída pueden ser solo alrededor de la areola , periareolar total y cicatriz vertical o en T invertida.
  • Si la prótesis no es muy grande y la paciente tiene un tejido firme podemos dejar la mama sin hacer nada y valorar su evolución en unos meses.
  • En cualquier caso se puede realizar un aumento con grasa siempre y cuando la paciente disponga de exceso de grasa que pueda ser retirada de otra zona. Este aumento con tejido graso se puede realizar en el mismo tiempo quirúrgico o mas adelante. Lo que hay que tener en cuenta es que la grasa se tiene que depositar en zonas de tejido irrigado (donde llegue sangre) y que le puedan dar vitalidad a este injerto; es decir no se puede poner la grasa en el  hueco que queda tras retirar la prótesis pues se reabsorbería. Si se practica algo de aumento con grasa en el mismo tiempo quirúrgico de la explantación la grasa debería estar entre la glándula y la piel (en el tejido subcutáneo) o debajo del músculo pectoral. Lo habitual es aprovechar la retirada para realizar un primer tiempo de injerto graso y pasados 8 meses realizar un segundo tiempo para conseguir un efecto mas marcado.

En cualquier caso lo más importante es hablar con la paciente y ponerse en su lugar para tomar una decisión satisfactoria.

 

Related Posts

Leave a Comment

Si nos envías tus datos estarás aceptando nuestra política de privacidad.

blefaroplastiaCómo puedes encontrar un cirujano plástico especialista en rinoplastias