Sculptra

Sculptra ® es un implante constituido por ácido poli-L-láctico, un polímero sintético altamente biocompatible y biodegradable, desprovisto de proteínas animales.

Los beneficios de Sculptra para el descolgamiento facial

Sculptra ® está indicado para la corrección de los signos de envejecimiento facial y de otras áreas corporales, sin recurrir a la cirugía plástica. Se utiliza para conseguir, mediante un aumento de volumen de la zona tratada, un remodelado del contorno de la cara y la corrección de surcos y arrugas superficiales, así como corregir cicatrices y ojeras, o mejorar la apariencia de la zona del mentón, mejillas o pómulos.

El método

Sculptra ® se implanta por inyecciones subcutáneas o intradérmicas profundas con aguja fina, que producen ligeras molestias transitorias. Tras la inyección, Sculptra ® induce la producción de nuevo colágeno por parte de la propia dermis del paciente, de forma que se produce una mejoría progresiva de los signos de envejecimiento, sin que en la piel permanezcan restos de ninguna sustancia extraña.

Frecuencia del tratamiento

Son necesarias varias sesiones de tratamiento, cada 4 a 6 semanas, para obtener la mejoría estética deseada.

La cantidad de producto a utilizar en cada sesión varía en cada caso individual. El número de sesiones requeridas para obtener el resultado estético deseado es también variable, y será estimado en mi caso concreto por el médico responsable. Una vez finalizado el tratamiento, pueden ser necesarias sesiones adicionales para mantener la mejoría obtenida, generalmente cada 1´5 años.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios que pueden asociarse con mayor frecuencia a las inyecciones son: sangrado y dolores pasajeros, enrojecimiento de los puntos de inyección o edema leve de la zona, que generalmente desaparecen en el plazo de 2 a 6 días. También es posible la aparición de pequeños nódulos palpables, levemente visibles o áreas de induración en la zona tratada, que puede aparecer inflamada o con cambios de coloración.