Peeling Facial y Corporal

Home / Medicina Estética / Peeling Facial y Corporal

Los peelings químicos se han utilizado desde hace más de cien años para crear una descamación controlada de las células alteradas. Consiste en aplicar una solución sobre la piel para eliminar todas las células muertas y estimular la producción de células nuevas. El peeling químico consigue reducir las arrugas y restaurar la piel hacia un aspecto más juvenil.

¿Qué debe esperarse después del tratamiento de peeling?

Un peeling superficial origina un pequeño enrojecimiento, y algo de descamación durante varios días. La piel tendrá un color similar a una quemadura solar y remitirá hacia una coloración rosada. Al cabo de una semana pueden aplicarse cosméticos.

Después de un peeling debe evitar exponerse al sol usando siempre una protección solar elevada al salir de casa.

¿Qué podemos mejorar con un peeling químico?

El peeling químico puede mejorar arrugas finas, pigmentación irregular, piel dañada por el sol…

Nunca es sustituto de estiramiento facial. No elimina la flaccidez cutánea, pero puede combinarse con otros procedimientos.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

Se realizan de forma ambulatoria en la consulta del médico. En función del tipo de piel el médico le recomendará un peeling superficial o medio.

El paciente experimenta una sensación de escozor que dura unos minutos, seguido de sensación de picazón. No se requiere anestesia.