Valora este contenido

Fisioterapia post quirúrgica: el drenaje linfático manual (DLM)

Tras cualquier tipo de cirugía, la fisioterapia  es  básica para lograr una recuperación más rápida y menos dolorosa.  De esta manera el paciente puede reincorporarse al trabajo y llevar una vida normal  lo antes posible.

En las sesiones de fisioterapia postquirúrgica el paciente recibirá una atención completa basada en:

  • Pautas ergonómicas para  mejorar las molestias de posiciones mantenidas tras la cirugía.
  • Drenaje linfático manual (DLM).
  • Consejos dietéticos que ayuden en la eliminación de líquidos.
  • Tratamiento de cicatrices y pautas para el alta.

Importancia del drenaje linfático manual (DLM)

El sistema linfático es el encargado de reabsorber el exceso de líquido (edema) que se forma en los tejidos, y tiene además una importante función inmunitaria.

El objetivo tras la cirugía es activar la circulación de la linfa para que no se estanque y lograr que se elimine el edema y las sustancias nocivas lo antes posible.

Preguntas frecuentes:

¿Es doloroso?

En absoluto, se trata de manipulaciones específicas, suaves y superficiales que dirigen la linfa hacia los ganglios regionales. Normalmente su efecto es sedante y analgésico, por lo que el paciente nota cierto alivio ya en la primera sesión.

¿Se puede realizar otro tipo de masaje que no sea Drenaje?

Tras una cirugía está contraindicada cualquier manipulación o masaje brusco. Únicamente está indicado el drenaje linfático manual (DLM).

¿Está indicado en cualquier tipo de cirugía plástica?

Sí, el hecho de que ayude a eliminar la inflamación disminuye el dolor y acelera la recuperación general tras la cirugía. Resulta también muy beneficioso para una buena cicatrización.

En Cirugía mamaria (aumento, reducción o reconstrucción) ayudará a que la inflamación del seno disminuya más rápido y alivia el dolor.

En Blefaroplastias, acelera la reabsorción de posibles hematomas y el edema ayudando en el proceso de cicatrización.

En liposucciones la función principal es reconducir el edema y acelerar el proceso de eliminación de líquidos.

En abdominoplastias es muy importante para derivar la circulación linfática hacia vías no dañadas por la cirugía.

¿Cuánto dura una sesión de DLM?

Se trata de sesiones de 45 minutos.

¿Cuántas sesiones se deben realizar?

Normalmente se realizan de cuatro a seis sesiones tras la cirugía , a partir de la tercera, iniciamos también el tratamiento de la cicatriz.

¿Cuándo debo de realizar la primera sesión?

Se aconseja realizar la primera sesión a partir de las 48 horas de la cirugía si el doctor lo considera adecuado, ya que siempre ayuda a que las molestias disminuyan más rápidamente.

¿Quién realiza el tratamiento?

El drenaje linfático manual (DLM) postquirúrgico es una técnica que debe ser realizada siempre por un fisioterapeuta o un terapeuta titulado  y con experiencia.

En nuestro caso se trata de una fisioterapeuta con años de experiencia en este tipo de tratamientos.

Leave a Comment

Si nos envías tus datos estarás aceptando nuestra política de privacidad.

Eliminar la papada con el tratamiento Belkyra