Depilación láser

Home / Depilación láser

La eliminación del vello es susceptible de tratamiento con luz pulsada en la fase de crecimiento. La mayoría de los folículos se encuentran en esta fase, aunque varía de acuerdo con la región anatómica. El cromófobo diana es la melanina y permite la eliminación del pelo. Su destrucción se produce por calor en la vaina pilosa y se requieren de 5-6 sesiones. Cuanto más oscuro y brillante sea el pelo se requerirá un menor número de sesiones, siendo el tratamiento menos eficaz cuando el pelo sea claro blanco y con menos melanina.

Este procedimiento está contraindicado en pacientes con antecedentes de cicatrización queloide, trastornos del tejido conjuntivo, áreas con tumores cutáneos, infecciones, tatuajes o bronceado.

En sus inicios se relacionó a la Luz Intensa Pulsada con Fotodepilación, aspecto este que se mantiene en la actualidad, pero si vamos al concepto semántico de la palabra Fotodepilación, terminológicamente significa depilación con luz, sea la de un láser o la de una luz pulsada. Por ello, a nivel de terminología Fotodepilación debería de incluir a todos los sistemas que utilicen “luz” para este procedimiento.

Dicho esto dentro de la Fotodepilación tendremos al láser (y dentro de esta tecnología hay varios tipos: Diodo, rubí y alejandrita) y a la luz Intensa pulsada o IPL (también con diferentes equipos).

La fotodepilación en general presenta pocos efectos secundarios si se tiene en cuenta el historial médico de cada persona y se evita tomar el sol al menos quince días antes y después del tratamiento.

Los tratamientos de fotodepilación deben estar siempre controlados por un médico.

El equipo láser emite una luz pura, de un solo color, con propiedades que permiten que su emisión luminosa sea absorbidas con mayor precisión por un determinado color, va siempre en línea recta, con una longitud de onda fija para cada uno de ellos. Por ejemplo: para el láser alejandrita: 755NM, y para el láser diodo: 800Nm.

Las propiedades de la luz láser antes mencionadas hacen de los láseres herramientas muy precisas, muy exactas para determinadas utilidades, con la capacidad de proteger el tejido circundante y afectar sólo al elemento para cuyo color se ha diseñado el equipo. Se trata de herramientas óptimas para determinadas utilidades. Poseer esa exactitud y precisión es su gran virtud, pero al mismo tiempo es su principal limitación, y es que cada láser sirve exclusivamente para un tipo de tratamiento. Para poder realizara diferentes tratamientos, es necesario disponer de varios equipos aun así para depilación de diferentes tipos de pacientes nos quedaríamos algo cortos.

Luz Intensa Pulsada (IPL o Intensed Pulsed Light) emite una luz mixta, que viaja a múltiples longitudes de onda. La depilación con equipos de IPL es lo mas habitual actualmente pues se amplia mucho la variedad de pacientes que podemos depilar pero exige mayor prudencia. Con la pieza Mac R que tenemos en nuestra consulta tenemos longitud de onda desde los 650 NM hasta los 1200Nm. Además, el comportamiento de la luz es como el de una bombilla, se desplaza en todas direcciones y es el equipo el que controla que sólo pase un determinado tipo de luces, en función del filtro que se coloca a la salida de dicha luz. Nuestro equipo de Luz Intensa Pulsada es muy versátil justamente por la gran cantidad de tipos de luz que podemos emplear, la longitud de los pulsos que puede ir desde 5 hasta 100 ms y la energía que puede llegar a 45 J por cm2.

Su principal ventaja es la versatilidad y por ello podemos tratar más tipos de piel y pelo. Actualmente podemos depilar hasta fototipos de piel alta (IV y V) Pero siempre es importante que el personal que realiza el procedimiento tenga la formación adecuada sino queremos quedarnos cortos y precisar muchas sesiones ni pasarnos con lo que podríamos ocasionar quemaduras.

Características de la depilación Facial

El pelo en la región facial femenina es muy hormono-dependiente. Por eso no podemos garantizar la depilación definitiva del pelo en esta zona porque los cambios hormonales durante toda la vida de la paciente pueden generar estimulación folicular.

Por ello la depilación facial debe ser tratada con rigor, se debe informar a la paciente de las expectativas reales de su depilación facial, se deben evitar las sesiones subterapéuticas y avisar que siempre existirá riesgo de aparición de pelo nuevo.

Cuando existe de base una alteración hormonal los resultados son muchos mas inciertos o expectantes y seguramente al mismo tiempo tendrá que seguir tratamiento para dicho trastorno. O pautar para el paciente sesiones secuenciales de repaso para eliminar eventuales brotes de pelo nuevo.

Características de la depilación Corporal

En la zona corporal se han alcanzado realmente resultados satisfactorios en la mujer adulta con un desarrollo puberal consolidado gracias a que todo el pelo latente ya se ha estimulado, ya ha crecido, participa del ciclo del crecimiento del pelo y por lo tanto es eliminable en una o en otra sesión, cuando pase por su fase anágena. Las zonas más frecuentemente tratadas son axilas, brazos, bikini y piernas.

Las características del pelo en estas zonas, normalmente más grueso y pigmentado que en el rostro también favorecen un grado de eficacia mayor por cada sesión y esto facilita que el tratamiento en estas regiones corporales sea más corto en el tiempo y que con menos sesiones hayamos concluido normalmente el tratamiento de forma muy satisfactoria para el paciente.

¿Cuáles son las contraindicaciones de la fotodepilación?
Hay que evitar la fotodepilación en los siguientes casos:

  • Embarazo o lactancia
  • Herpes, dermatitis y cualquier enfermedad o infección de la piel
  • Diabetes
  • Tratamiento dermatológico a base de ácido retinoico
  • Epilepsia
¿Qué pasos hay que seguir antes de la fotodepilación?
  • Seleccionar cuidadosamente el centro médico donde nos depilaremos: la depilación láser es un tratamiento que debe ser aplicado por personal médico experto, que valorará las características de la piel y el pelo de cada persona, así como la selección del láser adecuado en cada momento y en cada caso.
  • Se recomienda evitar el sol durante al menos un mes antes de la aplicación del láser depilatorio.
  • Rasurar la zona a depilar entre uno y tres días antes de la sesión.
  • La piel de la zona a tratar debe estar limpia, sin restos de cosméticos como maquillajes, cremas o desodorantes.
  • Para zonas sensibles el médico puede recomendar cremas anestésicas.
¿Qué pasos hay que seguir después de la depilación láser?
  • Aplicar cremas a base de plantas con propiedades hidratantes y reparadoras, como el aloe vera
  • Hay que evitar la exposición solar los 3 días posteriores a la sesión
  • Entre sesiones, hay que evitar la cera, depiladoras eléctricas y cualquier depilación que consista en arrancar el pelo.