La cirugía intima o labioplastia de reducción
5 (100%) 2 votes

La cirugía intima o labioplastia de reducción

Someterse a una cirugía plástica o estética puede ser una de las decisiones más personales y privadas para una persona y en el caso de la cirugía de reducción de labios menores, todavía más. Por este motivo a muchas mujeres les cuesta tomar la decisión de ir a informarse con un especialista para resolver este pequeño problema.

Las mujeres que están poco satisfechas con la forma o el tamaño de sus labios menores (los labios internos alrededor del orificio vaginal), podrían sentirse como si no tuvieran a nadie con quien hablar al respecto por tratarse de un aspecto tan personal. Tienden a reprimir ese pensamiento aun cuando se sienten incómodas durante sus relaciones o incluso durante algunas actividades físicas como ir en bicicleta o montar a caballo.

A pesar de todo, la reducción de labios menores, conocida también como Labioplastia de reducción o Ninfoplastia, es un procedimiento muy común con unos resultados muy satisfactorios. La finalidad es corregir la hipertrofia y corregir asimetrías. Se trata de una cirugía totalmente ambulatoria, que no requiere hospitalización y con un corto período de recuperación.

Los beneficios de la cirugía intima

La hipertrofia de labios menores puede resultar incómoda para algunas pacientes: al vestirse, ir a la playa o practicar algunos deportes. Al reducir su tamaño, la irritación y el malestar se reducen considerablemente o desaparecen. Someterse a una cirugía intima puede aumentar la autoestima de algunas mujeres que se sienten inseguras en sus relaciones íntimas (algunas incluso evitan mantener relaciones). Además, también facilita mantener una buena higiene intima.

La cirugía de reducción de labios menores

Generalmente se realiza de forma ambulatoria y con anestesia local. En ciertos casos, si la paciente lo solicita, se puede realizar con anestesia general o con sedación. No se ven afectados por esta intervención ni el clítoris, ni la uretra. Los labios menores se reducen por su borde libre y se colocan puntos de sutura absorbibles, es decir, que no hará falta quitarlos, se caen solos.

Acerca de la Labioplastia con Láser

Realizar ésta intervención con el láser CO2 disminuye el edema, la inflamación, los hematomas y el dolor, por lo que acelera la recuperación. Afortunadamente contamos con el láser CO2 Alma de última generación, que nos permite remover todo el exceso de tejido y a su vez sellar los vasos sanguíneos al realizar los cortes por lo que el sangrado es mínimo y la recuperación muy rápida. Se realiza también de manera ambulatoria con anestesia local y, dependiendo del paciente, podría usarse anestesia general o sedación. Los labios menores se acortan y las heridas se cierran mediante suturas absorbibles para no tener que retirarlas.

Postoperatorio de la Labioplastia de reducción

Después de la cirugía de Labioplastia de reducción puedes sentirte un poco dolorida durante un par de días, pero tanto la inflamación como las molestias irán disminuyendo durante la primera semana. En el postoperatorio damos antiinflamatorios y analgésicos por vía oral. Aplicar compresas frías puede ayudar a paliar la hinchazón. Necesitarás usar compresas absorbentes durante las primeras dos semanas, así como mantener al mínimo las actividades físicas. Las relaciones sexuales se pueden empezar a realizar a partir de las 6 a 8 semanas. El cuerpo continuará el proceso de curación y cicatrización durante los meses siguientes, y en poco tiempo no será visible que te has sometido a una intervención.

Riesgos y complicaciones de la Ninfoplastia o cirugía intima

Todas las cirugías tienen su nivel de riesgo, como infecciones y sangrado. Es muy importante elegir un cirujano plástico cualificado y con experiencia, así como seguir estrictamente las instrucciones médicas para minimizar el nivel de riesgo y complicaciones.

Related Posts

Leave a Comment

Si nos envías tus datos estarás aceptando nuestra política de privacidad.

Drenaje linfático manual (DLM) - Cirugía estética Barcelona.