Técnicas de liposucción

Home / Cirugía Estética Corporal / Técnicas de liposucción

Existen diferentes técnicas quirúrgicas o variaciones de la liposucción, aunque todas se basan en el mismo principio. En todos los casos, se introduce un tubito (cánula) a través de una pequeña incisión en la piel. Esta cánula se introduce y se quita de forma repetida en aquellos tejidos que se desean lipoaspirar, rompiendo el tejido adiposo. A medida que el tejido se rompe, una máquina succionadora extrae este tejido a través de la cánula (un tubito conectado a una máquina succionadora). En función de la zona que se vaya a tratar, el doctor hará más o menos incisiones.

Las diferentes técnicas que se utilizan en la liposucción son:

  • Liposucción Tradicional (seca): En la liposucción tradicional, se succiona la grasa sin la ayuda de ningún líquido. Esta técnica se utiliza muy poco ya que puede causar pérdida abundante de sangre y daños a tejidos y nervios que se encuentran junto al tejido adiposo (grasa).
  • Liposucción Húmeda: Se trata de una técnica similar a la tradicional con la diferencia de que se inyecta una pequeña cantidad de solución (líquido) en la zona que se va a tratar. Este líquido es una solución salina (que ayuda a extraer la grasa), lidocaína (anestesia) y epinefrina (una droga que contrae los vasos sanguíneos para limitar el sangrado y reducir los moretones). La cantidad de fluido que se inyecta es inferior a la cantidad de tejido adiposo que se va a extraer.
  • Liposucción Super-Húmeda: Similar a la liposucción húmeda pero se inyecta una mayor cantidad de líquido (más o menos similar a la cantidad de grasa que se va a extraer). Se trata de una liposucción menos traumática que las anteriores.
  • Liposucción Tumescente: Se trata de una técnica similar a la técnica húmeda pero con una mayor cantidad de líquido. Esta cantidad de líquido es aproximadamente de 2 a 3 veces la cantidad de tejido adiposo que se va a extraer. La zona que se va a lipoaspirar se hincha y pone rígida. Esta técnica es la menos traumática para el tejido.
  • Liposucción por láser: Esta es la técnica más novedosa. En esta cirugía, se utiliza el láser para destruir los tejidos adiposos antes de aspirarlos (más información: liposucción por láser).
  • Liposucción asistida por potencia (PAL): En esta operación se utiliza la técnica de la liposucción tumescente y una cánula que vibra con mucha frecuencia. Estas vibraciones desprenden las células de grasa de forma menos traumática que las técnicas más tradicionales y sin algunos de los riesgos asociados a la liposucción asistida por ultrasonidos.
  • Liposucción asistida por Ultrasonidos: En esta técnica, el cirujano utiliza ondas de alta frecuencia para licuar las células de grasa.