Celulitis, grasa localizada y flaccidez
5 (100%) 3 votes

La grasa localizada y la celulitis son acúmulos de tejido adiposo, que en el caso de la celulitis, forma nódulos de grasa dándole a la piel el aspecto conocido como piel de naranja. La celulitis afecta a casi el 80% de las mujeres produciendo en las zonas con celulitis una disminución del colágeno y una mala circulación sanguínea y linfática. Tanto en la celulitis como en la grasa localizada, la lipólisis para romper el acúmulo de grasa, la estimulación del colágeno, la elastina y mejorar la circulación sanguínea y linfática  van a ser nuestros objetivos terapéuticos.

La flaccidez se produce porque con el paso de los años vamos perdiendo colágeno y elastina. En otras ocasiones la flaccidez aparece cuando la piel pierde su tono y firmeza debido a cambios importantes y bruscos de volumen o peso corporal. En todos estos casos se puede producir flaccidez corporal o facial pero existen diversos tratamientos para favorecer la estimulación de la producción de colágeno y por tanto disminuir la caída de los tejidos.

Disponemos de varias estrategias para tratar la celulitis o la grasa localizada sin cirugía. Según el paciente y las características de la grasa localizada o la celulitis podemos utilizar los siguientes tratamientos teniendo en cuenta que en muchas ocasiones actúan de manera sinérgica y son por tanto complementarios:

Dieta

Si existe sobrepeso u obesidad necesitaremos una dieta para conseguir el peso saludable. Si hay celulitis o grasa localizada deberemos  adaptar nuestra dieta y así conseguiremos mejores resultados en el tratamiento.

Ejercicio

El ejercicio es muy importante en nuestras vidas y debe formar parte de cualquier plan terapéutico cuya finalidad entre otras, sea la salud y el bienestar.  Según la edad, nuestras características personales y nuestros objetivos tendremos un plan de ejercicio cardiovascular o de musculación. Es importante incorporar el ejercicio en nuestras vidas y por tanto buscaremos un tipo de ejercicio adaptado a nuestros gustos y posibilidades.

Micronutrición

La micronutrición nos ayuda a optimizar nuestras vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, aminoácidos funcionales y cepas de bacterias lácticas. La micronutrición interviene en muchas funciones esenciales de nuestro organismo y debe adaptarse a cada persona según su edad, sexo o características personales e ir modificándolas en cada estación del año según lo que queramos cambiar o mejorar. Con la micronutrición podemos ajustar los micronutrientes  individualmente y mejorar la piel, las digestiones, la grasa localizada o la celulitis o flaccidez, protegernos con antioxidantes o solucionar problemas de sueño, siempre con productos naturales de manera saludable.

Carboxiterapia

La carboxiterapia consiste en inyectar CO2 con fines terapéuticos y estéticos. Es una técnica segura que no necesita anestesia, sin apenas efectos secundarios y con muy pocas contraindicaciones. Tiene muchas aplicaciones en el campo de la medicina y da muy buenos resultados en el tratamiento de la celulitis, la  grasa localizada o la flaccidez.

Existen diferentes técnicas al utilizar la carboxiterapia que permiten seleccionar si nuestro objetivo va a ser vasodilatar, oxigenar, estimular el colágeno o romper la grasa. Cada uno de estos objetivos tiene su peso específico en el tratamiento de la celulitis, grasa localizada o flaccidez y cada paciente necesitará un protocolo de actuación de acuerdo con su caso particular.

Con la carboxiterapia conseguimos mejorar la circulación sanguínea y  hacemos que el oxígeno pueda llegar mucho mejor a toda la zona tratada. Estos dos efectos son básicos para mejorar la celulitis, la grasa localizada  o la flaccidez y permitir que otros tratamientos obtengan resultados óptimos y que esos resultados sean a largo plazo.

La carboxiterapia es también una muy buena técnica, para aumentar el drenaje linfático (siendo esto muy importante en el caso de la celulitis) y para aumentar la producción de colágeno (necesario en la celulitis o la grasa localizada y esencial y el pilar básico en el caso del tratamiento de la flaccidez).

La carboxiterapia es también muy útil cuando la finalidad es la lipolisis  ya que podemos actuar mecánicamente destruyendo las células de grasa. Este efecto terapéutico se utiliza para tratamientos de grasa localizada con o sin celulitis.

Las sesiones para el tratamiento de la celulitis y grasa localizada duran entre 30’ – 45’  y se necesitan entre 6-20 sesiones según la zona a tratar.

Mesoterapia

La mesoterapia consiste en microinyecciones de productos homeopáticos que ayudan a la lipolisis y al drenaje de las zonas con celulitis, grasa localizada o flaccidez. Las microinyecciones pueden ser molestas pero no dolorosas, no provocan alergias y raramente efectos secundarios. Los productos inyectados se individualizan para cada paciente según sus necesidades. El número de sesiones y el intervalo entre ellas ha de individualizarse, pero suelen ser necesarias entre 8-12 sesiones

Si quieres mejorar o tratar problemas de celulitis, grasa localizada o flaccidez solicita una visita informativa donde te explicaremos cuales son las distintas opciones para obtener resultados, y te ofreceremos una solución que incluya los diferentes tratamientos indicados para tu caso concreto.

Leave a Comment

Si nos envías tus datos estarás aceptando nuestra política de privacidad.

dra-marta-cobos-dexeus2orejas despegadas - otoplastia sin cirugia